Las Esencias Florales y el embarazo

¡Estoy embarazada!

Desde el primer instante en que pasa por la cabeza esta idea, un torbellino de pensamientos, inquietudes temores invaden nuestro ser. “¿Será el momento? No estoy preparada, es lo último que deseaba,  voy a descuidar a mis otros hijos, ¿me la podré?”… Múltiples pensamientos bullen en nuestro interior; sin pensar en la historia personal de dicha mujer. “No he terminado mi carrera, se me truncó mi vida, estoy sola”, etc.

Si bien, son muchas las mujeres que viven en plenitud esta noticia, también están las que viven este acontecimiento como un gran drama. Miles de ideas constructivas y destructivas pasan por la mente, sin pensar que más allá de este acontecimiento único personal, la vida  de un ser comienza a gestarse en su interior.

Este acontecimiento ¡ya es un milagro! Múltiples espermatozoides fuertes y sanos navegan cuesta arriba, hacia  ese encuentro con el óvulo maduro, desde donde se producirá “la unión sagrada”; es un viaje largo y arduo que no es solo un encuentro entre un espermatozoide y un óvulo, sino que en ese instante, una energía sobrenatural dará Luz, Vida a esa Unidad a esa Alma. ¡Se ha producido la concepción! Millones de rayos, vibraciones y partículas dan lugar a esta nueva aventura que es vivir. Toda esta fiesta interior, este acontecimiento, se realiza en la más profunda ignorancia de la madre.

Ese Ser ya gestado comienza a palpitar su crecimiento, multiplicando sus células externas e internas, luchando por poder expresarse dentro del vientre materno.

dxNauseas, mareos, el exceso de sueño es el común denominador, pues el organismo sufre modificaciones hormonales, y corporales. Se producen cambios fisiológicos. Los pechos cosquilleantes, sensibles e hinchados y el vientre aumenta de tamaño, la cara y los pezones se oscurecen, por la actividad suprarrenales. Necesidad de orinar más frecuentemente, exacerbación de los olores, necesidad de ciertos alimentos, a veces mayor suministro nutritivo. Trata de evitar los alimentos que te engorden. Consumiendo más fruta y verdura.

Pero más allá de la avalancha de las hormonas, en estos instantes es fundamental tomar conciencia de que además del cuerpo físico existen otros cuerpos, si bien no son visibles a los ojos comunes, son tan reales como el cuerpo físico.

  • Un cuerpo vital o eterico rodea nuestro físico dando  la energía necesaria para esta multiplicación de células, para la transformación de múltiples fases de cambio en nuestro organismo. La temperatura sube tal cual incubadora. Olivo de Azapa, Prunella del bosque.
  • Un cuerpo emocional, el cual está en plena actividad, con sus alegrías, ternuras, tristezas, ansiedades, luchas internas profundas, depresiones, angustias. Levantando el ánimo, Lotus Uliginosus, Estrellita roja, Taique.  
  • Un cuerpo mental con pensamientos que fluyen incesantemente sin poder pararlos Avellano, White chesnut, Limón de Pica, a veces pronosticando e imaginando un futuro pleno y otras en desequilibrio total. El Insomnio y las dudas están incluidas en este cuerpo mental.
  • Un cuerpo espiritual que nos permite tener esa conexión con su ser superior.

Si Tomamos conciencia Sequoya , Maduración, Chesnut Bud, que el traer un Ser al mundo es una bendita responsabilidad, que si bien el hijo elige a la madre en planos de luz, también en ellos se produce una ceremonia sagrada de unión y encuentro, preparándolos a ambos para la vida.

La matriz de la madre es sagradamente elegida, no es al azar. El ser antes de nacer determina sus padres (ambos), el entorno familiar propicio para el propósito de su alma.

En la mayoría de las veces esta elección esta determinada por situaciones de aprendizaje y porque no, deudas inconclusas.

Todo esto y mucho más, ocurre dentro de la madre, pero también en el ambiente emocional y mental del ser que vulnerablemente crece en su vientre. Calor de mamá, orégano. El bebé comienza a respirar y a crecer en esa vibración  de emociones y pensamientos armonizadores o caóticos Walnut, Milenrrama Blanca, Milenrrama rosada. Estrella de Luz, Star of betlehem. Después nos preguntamos porque mi hijo salió tan nervioso, caprichoso, malhumorado, depresivo, inseguro. Lavanda, holly, lotus uliginosus, botellita, larch, manzanilla.

Las esencias florales aquí cumplen un papel preponderante en el reequilibrio de las fuerzas psíquicas y emocionales tanto de la madre como del hijo. Trabajando la asimilación amorosa de esta nueva experiencia antes de que estos temores persistentes  se agranden de un modo tal que se vuelvan desproporcionados.

Calor de mamá, Pompón rosado.

Me llama la atención en algunas embarazadas el poco contacto que emocionalmente tienen con su bebé. Dándole más importancia a  la estética que a la comunicación y el afecto en siSin ni siquiera alguna vez haberle hablado o puesto su mano en su vientre , Amancai. Comunicación.

A veces un pensamiento o una amorosa intención hacia ese ser nos evitarían secuelas emocionales en el futuro.

  • Todos los días revisa desde tu interior el cuerpito de tu bebe.
  • Pon tus manos en el y háblale a través de ellas dile cuanto lo amas. Trata de alguna forma de recuperar ese  vínculo maternal, ese punto de conexión que esta ahí esperándote.
  • Si tienes otros hijos busca el instante de intimidad y hazlo. Muchas madres sienten culpa Pine, Añañuca rosada, de que ya no se dedicarán exclusivamente a ellos.
  • No te exijas de hacer más de lo que puedes porque  te sentirás sobrepasada.
  • Elm, Calandrina, Papaya chilena.
  • Tu bebé crece en ti, por lo tanto ese nido debe ser cada vez más confortable para ambos. Algodón del altiplano, Formula de Armonía.
  • Cuida tu salud emocional y mental para que tu bebe pueda tener un futuro libre e independiente de tus propias emociones y pensamientos.

“Bendita concepción, bendita misión, bendita madre”

Teresita Espinoza Woters.

Directora de la Escuela de Terapeutas Florales Edward Bach. www.edwardbach.cl

Sintonizadora  de las Esencias Florales de la Cordillera de los Andes.

Andessences. elmundodelonatural@ .22040502-22044026. Bustos 2090 Providencia. Stgo. de Chile